En el sanzmuseo virtual guardo algunas de las series que han ido señalando mi sendero vital y creativo.

Si alguna vez llega a construirse, será la imagen de una cabeza humana, en donde las puertas de entrada corresponderían a los orificios de la boca y de la nariz por donde entra el alimento vital. Y los ojos, al gran ojo de la fachada; ojo mágico (luna-sol) o luz del conocimiento.

En el interior del pabellón, como en un cerebro, las obras: plasmación plástica de los pensamientos del artista.

El edificio estará naturalmente rodeado por un jardín, con sus árboles, fuentes y paseos; y circundado por un canal de agua, símbolos de la naturaleza benefactora de la que somos hijos.

PLANO OSCURO